Sigue dejando que tu sonrisa ilumine el mundo, al menos el mio.

Sigue dejando que tu sonrisa ilumine el mundo, al menos el mio.
Oceànica sensació.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Em jugaria la boca per mosegar els teus llabis.

Literalmente. No sé como explicar, como transmitir todo lo que siento, como poder describir lo mucho que te echo de menos. Lo mucho que me duele ver que pasa el tiempo y ya no te tengo.
"Te odio por los días que has estado, sin estar, dentro de mi". Nunca llegué a tenerte. Nunca llegaré a olvidarte.
Todavía sigo sintiendo muchas cosas cuando veo tus fotos, cuando veo tu mirada. Sabes, recuerdo todos y  cada uno de los momentos en los que hemos estado juntos. Creo que nunca podré olvidar los. Tampoco quiero olvidar las cosas que me hiciste sentir, todo lo que me hiciste soñar, todas las lágrimas que he derramado pensando en ti...
No quiero olvidar nada de ti. No quiero olvidarte.
Me duele. Me duele lo rápido que tú me has olvidado. Siempre me tuviste. Siempre era tuya.
No hubo ni un solo momento en el que no pensara en ti. Y odio pensarte todavía.
Me odio. Me odio por no poder olvidarte, por no poder sacarte de mis pensamientos.
Es increíble lo mal que me siento porque no estas conmigo. Para siempre es mucho tiempo. Y sé que no volverá a pasar lo que pasó, es difícil.
De nuevo tengo ese sentimiento. De nuevo lo daría todo por estar contigo. Sense tu jo no puc, jo no soc ningú...
De nuevo vuelvo a querer verte. Nunca quise dejar de verte. Puede que no pensara en ti durante un tiempo, pero nunca fue porque te olvidara, simplemente mi cabeza te guardó en un rinconcito de mi corazón, para aliviar ese dolor. Pero era inevitable que tarde o temprano volviera a aflorar. Porque lo que yo sentí por ti fue tan fuerte, tan grande, que ni mil años bastarían para olvidarte. Todo el agua de los océanos seria insuficiente para apagar la llama. La flama que té el teu record dintre del meu cor. Perquè eres inolvidable. ¿Per què eres inolvidable?
Ya intenté olvidarte una vez, y como puedes observar, fracasé. Es imposible. Supongo que es lo que pasa cuando te enamoras. Inolvidable.
Y ya me ves ahora, como en los viejos tiempos, escribiendo en el blog lo que no puedo decirte a la cara. No serviría de mucho. Ya probamos una vez, y no salió como yo pensaba. Y ahora,  deseando que lo leas y esperando que no lo veas.
Espero haber sido para ti algo más que un año "diferente". Espero haber marcado algo en tu alma, haber hecho una pequeñita marca en tu corazón, ya ocupado.
Usual, comercial y tan cierto.... Siempre tuya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada