Sigue dejando que tu sonrisa ilumine el mundo, al menos el mio.

Sigue dejando que tu sonrisa ilumine el mundo, al menos el mio.
Oceànica sensació.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Odio esos recuerdos,

De nuevo, soy estúpida. He decidido abrir la herida que tanto me costó cicatrizar. He vuelto a pensarte, he vuelto a ver tus fotos, y he vuelo a comprobar lo feliz que eres, incluso sin mi. He vuelto a comprobar que no hago falta en tu vida, que funciona perfectamente. Y me duele.
A mi me costó tanto aprender a vivir sin ti. Aprender que existe vida más allá de nosotros. Cerciorarme de que lo que yo tardé tanto en olvidar, tu lo acabaste de un trago.
Es duro, ¿sabes?
Ahora lo pienso, y también lo pensé en su momento, que fue tan efímero. Y de repente. De hablar constantemente, tenerte siempre en la cabeza, estar juntos, pasarlo bien, a pasar de todo, ignorancia, ...
Valla mierda. Valla mierda. Valla mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada