Sigue dejando que tu sonrisa ilumine el mundo, al menos el mio.

Sigue dejando que tu sonrisa ilumine el mundo, al menos el mio.
Oceànica sensació.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Stupid world.

No sabes qué te pasa, no sabes por qué estás así. Recuerdas como empezaste. Que si no, que si sí, que si más no que sí, que si más si que no, hasta que sin darte cuenta llegaste al sí. No entiendes por qué ni sabes cómo has llegado a sentirlo, sólo sabes que lo sientes.

No sabe qué le pasa, no sabe por qué está así. Se aburre, te habla. Ya no se aburre, deja de hablarte. Sabe que tu estás que si sí, que si no. Sabe que tu estás ahí. Se aburre, quiere diversión. Te habla.

Sabes que se aburre y se acuerda de ti, sólo cuando se aburre. Aunque lo sabes, cuando te habla sonríes como una tonta y te mueres porque te invite a casa.

Sabe que te mueres porque te invite a casa. Sabe que ya es más que si que que no. Sabe lo que sientes.

No sabes lo que quieres. Sabes cómo has sido, que nunca repites. Sabes cómo te gustaría seguir siendo, o eso crees. Comienzas a dudar, ya no estás segura. Independiente, miedo al compromiso, libertad y alas solían y esperas que sigan definiéndote. Pero tal vez, sólo tal vez, puede que hagas lo que haces porque no ha aparecido aún. Porque no está. Tienes miedo a que aparezca. Ardes en deseos de que aparezca. Eres una niña asustada que no sabe lo que quiere.

Sabe que estabas deseando pedirle una visita. Sabe lo que pasará, está muy convencido de ello. Lo quiere. Decide ir, ¡claro que irá!

No sabes qué va a pasar, o lo sabes demasiado bien. Que no esté tan convencido. Todo no esta fácil como parece, no es o blanco o negro. Para él todo es un juego, como solía serlo para ti antes, y realmente deseas que siga siendo. Sin complicaciones, sin explicaciones, buenos ratos, momentos memorables que simplemente era eso, recuerdos. Estás hecha un lío. Ya no sabes ni lo que quieres. Todo lo antes firmemente te había definido ahora parece que se ha evaporado un poco, que ya no es lo mismo. No ha habido nadie, no lo hay, no existe. Mientes. Lo sabes. Si que hubo alguien... Gracias a ese alguien decidiste hacerte fan de las situaciones sin complicaciones ni compromisos. No quiere recordarlo, puedo que aún duela. No quieres que suceda lo mismo que en enero, no. Un par de meses y después volver a recordarte todo lo que ete define, y darte cuenta de que realmente no era para ti, nunca lo fue, y lo peor de todo es que siempre lo supiste. No quieres eso. No quiero dos meses.
Admítelo, dilo alto y claro, que no sabes lo que quieres, ¡QUE NO SABES NADA DE TI! Que no sabes qué te pasa, que te mueres de ganas por gritar en la calle sin más, gritar. El grito es la respuesta.

Sabe que sonríes cuando te escribe. Sabe que te mueres de ganas por estar juntos a solas.

Pero lo que no sabe es que igual se equivoca y no es todo tal y cómo el piensa. Lo que no sabe es que igual es él tu juguete. Igual no sabe que a veces te ofuscas y te confundes, pero que tan sólo dura un instante.  Que lo que realmente sientes está ahí e igual estará para siempre, aunque lo temas. Tú puedes ser todo lo que quieras, puedes conseguir todo lo que te propongas, recuérdelo siempre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada